Carrefour vende ya insectos junto a las bolsas de patatas (no es broma)

Las fotos de los grillos y gusanos en los supermercados han empezado a invadir las redes sociales esta tarde

No, no es broma. La cadena de supermercados francesa ha decidido tirarse a la piscina y desde hoy podemos encontrar insectos enteros a modo de ‘snacks’ en sus tiendas, según ha informado la marca en sus redes.

Así lo anunciaba una de sus tiendas, la de Rincón de la Victoria (Málaga), en su página de Facebook hace unas horas:

En las fotos se pueden apreciar varias cajas (que podrían ser de chocolates) con dibujos de gusanos y grillos, entre otros insectos (perdón por la incultura, biólogos). Les acompañaba el cartel “Insectos: los nuevos alimentos” y el reclamo “¡Atrévete a probarlos!”. Hay fotos más detalladas en las que se distinguen bien los gusanos y grillos dentro de sus bolsas.

“¡Son ricos en vitaminas! Consumen pocos recursos de agua. Producen el 99% menos de gases efecto invernaderos” (sic), reza también la publicación en Facebook. El Español ha podido confirmar con Carrefour que no se trata de un ‘fake’.

También en el Facebook de Carrefour Algeciras aparecieron más fotos de los mismos productos. En los foros de ‘foodies’, como el grupo de Facebook ‘Realfooding’ creado por el nutricionista Carlos Ríos, la llegada de los insectos al supermercado generaba controversia, sumando más de 100 reacciones y de 60 comentarios en una hora.

Extracto de una conversación en Facebook sobre los insectos de Carrefour.

El debate está servido y pronto va a ser inevitable en comidas familiares, cañas con amigos o momentos de calentar el ‘taper’ en el trabajo. ¿Podremos acostumbrarnos a comer bichos?

Legalmente, es posible comercializar y comprar insectos en la Unión Europea desde el 1 de enero de 2018 -como contaban entonces nuestros amigos de Verne-. Sin embargo, la falta de costumbre, la reticencia cultural a comer esos animalillos que corretean por nuestros suelos, se deslizan por el jardín o saltan en el campo sigue estando presente.

Hace no tanto Mikel Iturriaga explicaba en El Comidista la iniciativa de unos jóvenes londinenses que apostaban por vender comida hecha de insectos pero sin enseñar antenas, ni ojos, ni alas, solo creando comida a partir de harina de insectos.

Quizá si no vemos el producto original nos será más fácil acostumbrarnos a estos tentempiés… ¿o resultará más sencillo de lo que pensamos? ¿Quedarán nuestros hijos a echarse unos grillos con sus amigos?

Remontando es el blog que dará paso a un nuevo medio de comunicación por y para gente de una generación en problemas. Nos señalan como millennials y nos empujan a la precariedad. Si crees en una información que ayude a cambiar las cosas, ayuda. Puedes seguirnos en Twitter y en Facebook.

Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No olvides ser educado y respetuoso! Al poner un comentario aceptas que usemos tus datos personales. No pensamos utilizarlos, la verdad, pero la ley nos obliga a esto. Lee el aviso legal completo aquí.