Precariedad laboral e irregularidades en Deliveroo: denuncian el despido de un trabajador “para evitar hacerle indefinido”

La sección sindical de CNT en Deliveroo denuncia el despido de un afiliado y “errores en las nóminas, retrasos en los pagos e irregularidades en el pago de horas extras”

Una nueva polémica azota a Deliveroo y las condiciones laborales que promueve entre sus trabajadores. La sección de la CNT en la compañía en Madrid ha anunciado en Twitter medidas legales contra la ‘start-up’ por un despido que consideran improcedente, ya que la empresa habría tomado la decisión para evitar hacer indefinido al trabajador. Según denuncian, es la forma de proceder habitual de la empresa con sus trabajadores de oficina.

“La empresa, igual que con los repartidores, si puede ahorrar dinero lo hace. Les sale más barato tener a una persona que entra de cero con un contrato temporal que hacer a una persona indefinida“, explican en declaraciones a Remontando desde la sección sindical de la CNT.

Desde CNT alertan de que las quejas del trabajador por las irregularidades en sus nóminas, pagos y horarios, así como el reclamo de pasar a ser indefinido, le han costado el puesto de trabajo, por lo que presentarán una demanda buscando que el despido sea reconocido como improcedente.

Deliveroo es conocida por sus repartidores que se desplazan en bicicleta, cargados con grandes mochilas a la espalda, para entregar comida a domicilio y que junto a los de Glovo y Uber han proliferado en los últimos meses en las grandes ciudades. Estos repartidores son también conocidos por ser autónomos.

El inicio del conflicto

En un comunicado, el sindicato advertía en primer lugar de los hechos y ofrecía a Deliveroo la posibilidad de solucionar el caso en un acto de reconciliación con la empresa de entrega rápida de comida a domicilio.

“Ni nuestro compañero ni la sección sindical nos hemos quedado de brazos cruzados, y este jueves 5 de abril tenemos una cita en conciliación con Deliveroo y exigir la readmisión inmediata de nuestro compañero”, reza el escrito publicado en redes sociales por el sindicato de la empresa.

Poco más de una hora después de este mensaje, la Sección Sindical de Deliveroo anunció el fracaso en las negociaciones. En consecuencia, ha afirmado que ha comenzado los trámites para solventar la situación a través de la vía judicial.

Esta decisión se ha tomado, según indica el sindicato en otro mensaje de Twitter, tras la posición de Deliveroo ante el trabajador durante el encuentro para arreglar la situación del mismo.

“La empresa ofrece 1.000 euros y se niega a reconocer las numerosas irregularidades”, ha lamentado la Sección Sindical, que ha aprovechado para advertir a la empresa de que abandonan la negociación “con la demanda redactada”. “Os va a salir carito”, ha concluido.

Otras citaciones judiciales

Este no es el único caso de irregularidades laborales al que se enfrenta nuevamente Deliveero.

La empresa ya ha sido citada en sede judicial en 2018 para responder a la demanda de 14 exrepartidores que operaban en Barcelona. Estos exigen a la empresa que les reconozca como trabajadores asalariados después de haber cumplido un año trabajando para la misma a modo de autónomos dependientes de “forma fraudulenta”.

Además, Deliveroo ha tenido que enfrentarse a otras denuncias en Valencia y en Madrid —en este caso no llegó a celebrarse juicio porque la compañía ofreció dinero a los tres trabajadores que impulsaron la denuncia para evitar que esta saliera adelante—. Y no solo en España: también en Francia y Reino Unido ha tenido que acudir a citaciones judiciales por demandas de carácter similar.

Tampoco es la primera vez que el nombre de Deliveroo sale a la palestra por las condiciones precarias en las que parece mantener a sus trabajadores. El pasado mes de diciembre UGT ya interpuso una denuncia ante la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social contra Deliveroo, entre otras empresas de reparto a domicilio.

El sindicato acusa a Deliveroo de emplear a sus trabajadores como falsos autónomos a través de una “estrategia definida para burlar a la Inspección de Trabajo”, según explica ‘El Economista’. Esto es, tratar a los empleados como clientes que hacen uso de la plataforma.

El objetivo de UGT es “demostrar la existencia de una relación laboral con los repartidores” con la intención de desmontar el aparato logístico que afirman tener estas compañías.

Los motivos que hacen proceder al sindicato en su denuncia es que considera que empresas como Deliveroo dan a los trabajadores “la infraestructura necesaria para poder realizar el trabajo, les imparten formación previa, llevan la imagen de la compañía y les prohíben hablar con los proveedores”. Por tanto, no actuarían realmente como autónomos.

“El nuevo lujo de los mileuristas”

Las polémicas situaciones en las que se ven envueltos actualmente los repartidores a domicilio durante su labor también han motivado otras denuncias de carácter reivindicativo, más destinados a la crítica social.

Es el caso de ‘¡Hola, buenas noches!’, el aclamado corto de Pau Rodilla que pone en evidencia, entre otras cuestiones, una idea clave: “El nuevo lujo del mileurista es que otro trabajador que cobra aún menos que tú haga el trabajo que no te apetece hacer”.

En la pieza, Rodilla ejemplifica la precariedad inherente a esta clase de empleos, contra la que no se está luchando, a través de un protagonista que decide dejar su trabajo tras el ‘encontronazo’ con un cliente que le recrimina su tardanza en el pedido y la calidad en la que llega.

En el corto, el protagonista se llega a preguntar si “de verdad es una mejora tener un ejército de esbirros deambulando por la ciudad satisfaciendo los impulsivos deseos de esta sociedad enferma” a costa de una premisa casi irónica . “Sí, somos esclavos de día, pero señores feudales de noche”.

Remontando es el blog que dará paso a un nuevo medio de comunicación por y para gente de una generación en problemas. Nos señalan como millennials y nos empujan a la precariedad. Si crees en una información que ayude a cambiar las cosas, ayuda. Puedes seguirnos en Twitter y en Facebook.

Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No olvides ser educado y respetuoso! Al poner un comentario aceptas que usemos tus datos personales. No pensamos utilizarlos, la verdad, pero la ley nos obliga a esto. Lee el aviso legal completo aquí.